Después de que el Senado argentino sancionara la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo este miércoles, miles de personas a favor del la legalización celebraron la decisión en las afueras del Congreso y distintos puntos de Buenos Aires, así como en otras regiones del país. En los días previos al debate y durante la sesión hubo vigilias y concentraciones tanto a favor como en contra del proyecto de ley.

Una multitud de mujeres y defensores de los derechos femeninos, vistiendo sus característicos pañuelos verdes, estalló en una celebración en las afueras del Congreso, en el centro de Buenos Aires, cuando la norma fue aprobada con 38 votos a favor, 29 en contra y 1 abstención, se apruebó el aborto legal en Argentina.

La actual normativa argentina sólo permite la interrupción voluntaria del embarazo cuando hay un riesgo grave para la madre o en caso de violación, pero los impulsores de la despenalización del aborto destacan que ni siquiera en estos casos las mujeres -especialmente las pobres- reciben una atención adecuada. El nuevo proyecto de ley abre paso a una nueva normativa, dirigida hacia una ampliación de la salud reproductiva para todas las mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.