El nivel de discrepancia entre los integrantes del cabildo de Tehuacán  llegó a su punto más alto y con ello  tocaron fondo,   los regidores al  fin coincidieron en  algo, instruir  a la síndico municipal para solicitar la revocación de mandato del munícipe Felipe Patjane Martínez.

Todo ocurrió en una atípica sesión de cabildo que presidía Alejandro Guerrero, secretario del ayuntamiento que fue suspendido de sus funciones el viernes 4 de noviembre; sin embargo, con el argumento de que no fue notificado de la decisión   del  presidente municipal de separarlo del cargo, con el respaldo del cabildo presidió  la sesión extraordinaria y puso en la mesa a petición de 10 regidores la  aprobación para reinstalar  a cinco de los  funcionarios destituidos, entre ellos la tesorera, el contralor,  a directora de obras, y la revocación de mandado del edil.

Avanzaba la reunión cuando,  el abogado Rodrigo Vargas Sobrado, hermano de la pareja sentimental del alcalde, Paulina Vargas, irrumpió en el cabildo  acompañado de los escoltas del alcalde, argumentando que  Felipe Patjane   lo nombró encargado de despacho de la Secretaría General, a las 2 de la tarde del lunes, por lo que se hizo escuchar diciendo que el cabildo carecía de validez debido a que lo convocó una persona que ya no está en funciones en la comuna.

Vargas Sobrado manifestó que Alejandro Guerrero estaba incurriendo en un acto de usurpación de funciones y por lo tanto incluso pidió la intervención de la fuerza pública lo que llevó a los regidores a suspender el cabildo que llevaban a cabo y encerrarse por varios minutos en la oficina de la Secretaría General.

Alejandro Guerrero retomó el control de la sesión de cabildo con el argumento de que la sesión era legal porque nunca le notificaron su baja y tampoco le informaron que hucuera un encargado de despacho

Los regidores y la sindico, Laura Virginia Gallegos Sánchez, coincidieron en señalar que no fueron notificados por el alcalde sobre el despido del secretario general, ni de la tesorera y el contralor, por lo tanto expresaron que al no contar con informes al respecto atendieron el llamado para el cabildo, en el cual entre otros puntos se pidió iniciar ante el Congreso del estado, el proceso de revocación de mandato de Felipe Patjane, como presidente municipal.

Será la síndico la encargada de reunir todos los elementos para dar cumplimiento a esa decisión del cabildo, que se aprobó por el total de los asistentes, solo se ausentaron dos integrantes del cuerpo edilicio, entre ellos el regidor, Francisco Salceda Ruanova, quien ha sido un hombre incondicional al alcalde.

Laura Virginia explicó que el argumento principal de los regidores es que existe ingobernabilidad en Tehuacán, lo cual es un aspecto que se deberá comprobar ante el Congreso del estado, por lo que a partir de este día comenzará a reunir todos los datos necesarios para ese  fin.

A decir de la síndico existen elementos para emprender ese proceso, ya que se han detectado una serie de irregularidades cometidas por Patjane Martínez, entre ellas la firma de contratos sin que se haya cumplido con el proceso legal.

La síndico municipal  confirmó que ha presentado ante la fiscalía anticorrupción una demanda penal contra quien resulte responsable por algunas irregularidades y faltantes con montos significativos lo que coincide con la información que el gobernador Miguel Barbosa,  hizo pública  cuando el presidente Felipe Patjane dio su primer informe de gobierno; el faltante de 120 millones de pesos.

Mientras al interior del cabildo el escenario era de incomodidad y disgusto, a las afueras  ya hacía presencia la policía estatal que resguardaba  el palacio municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.