A partir de este miércoles, Canada se ha convertido en el segundo país del mundo, después de Uruguay, en legalizar la marihuana para uso recreativo. La medida fue aprobada por el Senado en Junio. Cada persona podrá comprar hasta 30 gramos y cultivar pequeñas plantas.

Decenas de tiendas en todo el país, reguladas por las autoridades sanitarias canadienses, comenzarán a vender de forma legal marihuana a los mayores de 18 o 19 años de edad, dependiendo de la provincia.

En algunas regiones se teme que la demanda inicial sea superior a la oferta a pesar de que las empresas que han recibido licencia del Gobierno canadiense para producir cannabis han estado trabajando a marchas forzadas en las últimas semanas para producir la máxima cantidad posible de marihuana.

El Gobierno ha sugerido un precio de venta de unos 10 dólares canadienses (7,7 dólares estadounidenses) por gramo de marihuana para que el coste del cannabis legal sea competitivo con el del mercado negro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.