}La lucha por el poder al interior del ayuntamiento   ha destapado la cloaca de  manera paulatina exhibiendo las irregularidades en las que han incurrido los regidores del ayuntamiento de Tehuacán generando un hoyo financiero que hoy tiene al municipio en quiebra.

Hace dos días el regidor Alejandro Villarreal, que regresó a presidir la comisión de Nomenclatura, acusó a su homologa Yesenia Hernández de  pagar  horas extras injustificadamente, asi como de  firmar  contratos, entre otras anomalías realizadas por la anterior comisión de Servicios Públicos Municipales.

A su vez Yesenia Hernández Asunción, regidora de Obras Públicas, desmintió  lo señalado por Alejandro Villarreal, refiriendo que se pagaron horas extras a las personas que si trabajaban en beneficio del ayuntamiento, dichos pagos se realizaron en eventos como; festival del mole de caderas, encendida del árbol, FITH, los que se realizaron durante su estancia en la comisión de Servicios Públicos Municipales, pero no se le pago extra a nadie de personal sindicalizado, menos a coordinadores, los beneficiados fueron personas con sueldo bajo.

Justificó que su estancia en dicha comisión fue clara y transparente, los contratos de los  que habla  Villarreal, no existen,  “yo no estoy facultada para firmar contratos eso lo hace el jurídico o sindicatura y tiene que pasar por cabildo, no estaba enterada de la renta sobre un inmueble para Bienestar Animal, las jornadas se hacían a un costado del penal, solo se tenía un proyecto, nunca se pagó renta, ni firmó un contrato por ello”.

A pesar de que existía un inmueble pintado y donde pagaron 3 meses de renta, la funcionaria dijo no haber puesto un pie en el lugar, ni han pagado el contrato para renta de un inmueble, este que se ubicaba en San Lorenzo Teotipilco, sobre la calle Josefa Ortiz de Domínguez, número 522, lugar que desconoció la regidora, negando que se había realizado un contrato.

Por último, señaló que están justificados los gastos en pagos extras, aunque no se sabe a cuántos trabajadores se le otorgaron los turnos extras, además del pago.

Lo  cierto es que mientras los regidores invierten tiempo, dinero y esfuerzo en descalificaciones y denuncias que sólo son parte de una guerra medipatica, Tehuacán, permanece rezagado, sin obras, sin planeación y prácticamente hundido.,

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.