El Día Mundial del Corazón busca dar a conocer maneras para reducir al mínimo los factores de riesgo, como por ejemplo mantener el peso corporal controlado y hacer ejercicio regularmente.

Las enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular constituyen la primera causa de muerte en el mundo. Y en la mayoría de los países de la Región de las Américas causan 1.6 millones de muertes al año, el 30% de ellas prematuras en personas de 30 a 69 años.

Una gran proporción de estos fallecimientos podrían impedirse con una alimentación saludable que reduzca el consumo de sal, el ejercicio físico y el no fumar.

Promover y facilitar estos estilos de vida saludable requiere la existencia de condiciones que faciliten el acceso a alimentos frescos y naturales, entornos seguros para la actividad física, donde se promueva una vida libre de humo de tabaco.

La problemática actual más inquietante es la creciente prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular:

 Hipertensión. La hipertensión no controlada aumentó de 600 millones a mil millones de personas, entre 1980 y 2008.

 Obesidad infantil. La padece 1 de cada 10 niños en edad escolar. 42 millones se encuentran por debajo de los 5 años.

 Tabaquismo. Actualmente, existen 1.000 millones de fumadores en el mundo.

 Diabetes. Han aumentado los casos más del 50% en los últimos diez años, sobre todo en los países de Europa.

 Actividad física. A nivel mundial, en el año 2010 se registró que el 23% de los adultos realizan insuficiente actividad física.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.