El nombre de Miguel Ángel Vásquez sigue causando revuelo en el gobierno capitalino. En vísperas del primer informe de gobierno, algunos colaboradores de Claudia Sheinbaum consideran que es momento de echarle el guante al que fuera el todopoderoso titular de Capital Humano del gobierno anterior.

Pero otros tienen miedo de que eso ocurra, pues saben que varios de los hoy encumbrados morenistas pasaron por esa oficina para pedir favores y todo tipo de apoyos, ya que ahí se controlaba, entre otras cosas, la nómina y el personal.

Por eso les preocupa que, en caso de ser detenido, Vásquez decida soltar la sopa, pues saben que seguramente serían balconeados y, en una de ésas, hasta acusados de complicidad. A ver qué decide Sheinbaum.

Mañana se presentará la primera versión de la Plataforma Digital del Sistema Nacional Anticorrupción, la cual fue diseñada por la Secretaría Ejecutiva que encabeza Ricardo Salgado; el sistema busca darles datos a los gobiernos y sobre todo, quitarles pretextos para combatir la corrupción. En la presentación participan el Consejo Coordinador Empresarial y la Coparmex, que la Función Pública y la Unidad de Inteligencia Financiera.

Hoy se reunirán 340 legisladores y ex legisladores blanquiazules por los 80 años del PAN. Y hay tres que seguramente serán la comidilla: Víctor Serralde, Damián Zepeda y Teresa Jiménez, pues dicen que a través de ellos Marko Cortés está grillando al gobernador Martín Orozco.

Lo que se comenta en Aguascalientes es que la alcaldesa es el ariete del CEN contra el mandatario, quien se suma así al grupo de gobernadores panistas a los que su líder nacional les está jugando muuy chueco.

Al grito de “¡Quintana Roo también es patria!”, hay quienes piden voltear a ver el atropello de Morena en el Congreso, donde con tal de tener el control total de la legislatura desconocieron la ley vigente y revivieron… ¡la de 1995!

De esta forma, en lugar de una Junta de Coordinación Política, se integró una Gran Comisión, tal y como se estilaba en los tiempos del PRI como partido de Estado. Así que mientras se limpian las playas de sargazo, en el Legislativo quintanarroense hay un auténtico cochinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.