Tehuacán.–Dentro de un contenedor para basura fue hallado el cuerpecito de un recién nacido que  fue descubierto por un    pepenador.

Los  hechos ocurrieron en la calle 32 norte en la Ex Hacienda de San  Lorenzo.

Cabe referir que en   los  últimos 60 días  los contendedores de OOSELITE se han convertido en el sitio perfecto para deshacerse de restos humanos, como sucedió la semana  pasada cuando  un cuerpo descuartizado fue arrojado en el contenedor ubicado en la calle 3 Poniente.

Los últimos días de diciembre también se encontró el cuerpo de una mujer en     San Nicolás Tetitzintla.

Autoridades de las distintas de dependencias como paramédicos y elementos policía y fiscalía explicaron que el bebé tenía escasas horas de haber nacido, aún colgaba el cordón umbilical y que todo índica murió en el parto.

Serán las autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado, quien se encargue de investigar  tan inhumana acción descubierta por un pepenador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.