El sacerdote  Aristeo Trinidad Baca  fue condenado a 34 años de prisión por los delitos de violación y abuso sexual en agravio de una niña de 8 años que lo auxiliaba como monaguilla en Ciudad Juárez.

Solicitaban la pena máxima de 83 años de prisión para el cura, pero el Tribunal de Enjuiciamiento lo sentenció a 34 años, cinco meses y 10 días; además, deberá pagar 17 mil 529.60 pesos de multa.

El pasado 23 de febrero los jueces Carlos Rodríguez García, Florina Coronado Burciago y Arnulfo Arellanes Hernández encontraron responsable al cura Aristeo Trinidad Baca, por lo que este martes acordaron dónde computará la pena, pues hasta ahora se encontraba sujeto a prisión domiciliaria

Las agresiones a la menor de edad suscitaron en diversos años. Al finalizar el mes de diciembre en 2015 se registró la primera violación, un abuso sexual ejerció en septiembre de 2016 y, nuevamente, otra violación fue el 28 de enero de 2018 , en la parroquia que él dirigía.

 

Desde 2019 el párroco de Santa María de la Montaña, de ahora 76 años, fue detenido y a partir de ello permanece en prisión domiciliaria, no obstante, se comprobó que este gozaba de privilegios, dado que ha recibido visitas y celebraba misas desde ahí.

Fue la Fiscalía Especializada de la Mujer quien acreditó penalmente la culpabilidad del sacerdote, sin embargo, durante el juicio, el secretario del ayuntamiento de Juárez, Maclovio Murillo Chávez, pidió licencia para dejar el cargo y sumarse a la defensa de Aristeo Baca, quien defendió que la víctima mentía y que señalaba un delito cometido en privado, que no habían demostrado.

Por el impacto psicológico y social que implica este caso, la Fiscalía Especializada de la Mujer, en conjunto con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas en el estado (CEAVE), ha dado acompañamiento a la víctima, ahora una adolescente de 14 años, y a su familia, para procurar la justicia sin distingo de clase social o económica.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.