Laura ahora se ha debilitado por debajo de la fuerza de un huracán y es una tormenta tropical, según la última actualización del Centro Nacional de Huracanes.

La tormenta, que se convirtió en huracán por primera vez a las 8:15 a.m. ET del martes por la mañana, atravesó un período de rápida intensificación y tocó tierra durante la noche como una tormenta de categoría 4.

El centro de Laura se encuentra actualmente sobre el norte de Louisiana y hoy llegará a Arkansas y seguirá debilitándose.

Aunque Laura es ahora solo una tormenta tropical, todavía está produciendo una serie de peligros que incluyen vientos con fuerza de tormenta tropical, tornados aislados y fuertes lluvias. Se pronostican precipitaciones totales de 10 a 25 centímetros sobre el valle de Mississippi y el valle de Ohio durante el fin de semana, lo que provocará inundaciones repentinas.

La limpieza podría llevar semanas o meses en las áreas más afectadas. Ya hay 750.000 clientes actualmente sin electricidad, según PowerOutage.us en Louisiana y Texas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.