El municipio de Concepción del Oro alberga ahora, uno de los más antiguos descubrimientos para la humanidad de fines del periodo Pleistoceno.

A través de un comunicado de prensa de la Secretaría de Cultura, se informa esta semana el descubrimiento de la Cueva del Chiquiuite, por parte del a Universidad Autónoma de Zacatecas y el Instituto Nacional de Antropología e Historia, en donde se encontraron restos de una herramienta lítica de función aún desconocida, restos de huesos de origen animal, plantas y ADN ambiental. Además, después de estudios de laboratorio, se concluyó que el lugar fue habitado por humanos hace 30 mil y 13 mil años.

Otro de los hallazgos de suma importancia es que estas evidencias prueban, como ya se tenía la hipótesis, de que existió vida en América del Norte antes del período conocido como Último Máximo Glacial que fue hace aproximadamente 18 mil y 27 mil años. Asimismo, los grupos humanos ahora descubiertos son incluso anteriores a los que eran considerados “primeros pobladores de América”. Los restos corresponderían al Pleistoceno tardío.

Los estudios para publicar este importante descubrimiento los realizaron en conjunto laboratorios de Dinamarca, Oxford y México. Fue una fusión entre trabajo antropológico y científico que permitió encontrar muestras de carbono, hueso, sedimentos. Se conservaron por todos estos años polen, elementos químicos humanos y datos genéticos.

Las personas que estuvieron al frente de esta investigación son: Doctor Ciprian Ardelean, de la Universidad Autónoma de Zacatecas, así como Joaquín Arroyo Cabrales, codirector del proyecto paleontológico, Alejandro López Jiménez, todos del INAH.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.