La ministra nipona encargada de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, Tamayo Marukawa, ha confirmado que la cita deportiva se celebrará sin viajeros extranjeros. Esta medida se ha tomado para “asegurar unos Juegos seguros y protegidos para todos los participantes y para el público japonés”.
Los organizadores han anunciado que se devolverá el dinero a las personas que habían comprado entradas.
Actualmente, la situación de la COVID-19 en Japón y en muchos otros países alrededor del mundo es todavía complicada y han emergido nuevas cepas, mientras los viajes internacionales permanecen altamente restringidos a nivel mundial.
Por lo tanto, basados en la situación actual de la pandemia, es muy poco probable que la entrada a Japón de personas del extranjero se pueda garantizar este verano.
Con el objetivo de ofrecer claridad a aquellos que cuenten con su entrada y que vivan en el extranjero, y para permitirles ajustar, en este punto, sus planes de viaje, las partes del lado japonés han llegado a la conclusión de que no podrán entrar a Japón en el momento de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.
Esta conclusión contribuirá a asegurar unos Juegos seguros y protegidos para todos los participantes y para el público japonés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.