La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó este martes  un operativo de verificación a 12 gasolineras  en Nuevo Laredo, Tamaulipas, clausurando 9 estaciones por  prácticas de discriminación en la venta  de combustible, y encontrando fuera de operación las 3 restantes.

El operativo se realizó por una denuncia que presentó el Gobierno del Estado de Tamaulipas en contra de las gasolineras verificadas.

Los establecimientos clausurados deberán atender los procesos administrativos establecidos en la Ley para seguir operando.

Profeco  no tiene  previsto realizar más operativos en Nuevo Laredo, y hace un llamado a los consumidores a no incurrir en compras de pánico, ya que del total de 66 gasolineras en la ciudad, 54 están operando y abasteciendo con toda normalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.