La masacre del ejército de Israel continua por octavo día desde la madrugada de este lunes. Ya son más de 200 los muertos, entre ellos 59 chicos y chicas.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, dijo no hay evidencias que prueben que Hamas operase en el edificio destruido donde funcionaban varias agencias periodísticas.

Durante la madrugada 54 cazas israelíes atacaron la ciudad palestina por octavo día. Aunque insisten en que uno de los objetivos fueron los túneles subterráneos utilizados por milicias islamistas, se volvieron a registrar edificios y viviendas destruidas, así como nuevas víctimas.

Según residentes de Ciudad de Gaza, cuyas calles estaban hoy desiertas, los ataques de esta madrugada fueron aún más intensos que los que ayer dejaron 42 muertos en la región y destruyeron tres edificios.

Las fuerzas armadas israelíes dijeron que llevaron a cabo una tercera ronda de ataques aéreos contra túneles de milicianos de Hamas, también contra las viviendas de nueve presuntos comandantes de la organización miliciana. Se siguieron disparando cohetes esta mañana contra los centros de población del sur de Israel en la frontera con la Franja de Gaza.
Hasta ahora, Israel ha llevado a cabo la operación en gran parte a través de su fuerza aérea, sin utilizar tropas terrestres, dijo un alto oficial de la fuerza aérea de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

“No descartaría nada fuera de la posibilidad en esta etapa”, dijo el alto oficial, quien habló con la condición de permanecer en el anonimato. “Nos detendremos cuando haya cero lanzamientos hacia Israel”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.