El político presentó su renuncia a la dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social; argumentó una injerencia “perniciosa” por parte de la Secretaría de Hacienda en el instituto. A seis meses de haber tomado el cargo, es la primera baja oficial del gabinete de Andrés Manuel López Obrador.
Germán Martínez renunció a la dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y responsabilizó a autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de su dimisión.
Martínez Cázares presentó su renuncia al Consejo Técnico del IMSS, lo que representa la primera baja del equipo del presidente Andrés Manuel López Obrador. En su carta de renuncia, acusó a funcionarios de Hacienda de tener una “injerencia perniciosa” en el instituto y de querer imponer  administrativos para anular a los delegados aprobados por el Consejo Técnico del IMSS, para que administren las finanzas desde la esfera local.
“Algunos funcionarios de Hacienda intentan una remodelación cosmética del IMSS, donde por ejemplo, se pretende a reformar el Reglamento para colocar funcionarios administrativos en los estados”, escribió.
El ex panista dijo que Hacienda adeuda al IMSS más de mil millones de pesos del “componente de salud” que le correspondía al instituto del desaparecido programa Prospera. “Creo y defiendo al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, porque no es gerente de los que se creen dueños del país. No es florero de nadie, como él mismo lo dice. Yo seguiré su ejemplo: tampoco yo seré florero en el IMSS de decisiones tomadas fuera del IMSS”, aseguró. Martínez Cázares recomendó emprender una gran reforma al IMSS pero orientada a los pacientes y no a los funcionarios que ahí trabajan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.