El entrampado conflicto provocado por Coapeños  que bloquean desde hace 4 días el relleno santario, es una papa caliente que  está  quemando las manos del director de  OOSELITE José Antonio Olaya Hernández , quien  confirmó que suman 400 toneladas de basura que se están quedando en las calles que no se pueden trasladar a sitio alguno porque el municipio se haría acreedor a sanciones económicas por parte de la Secretaría de Medio Ambiente.

Olaya Hernández destacó que se tenía previsto trasladar la basura a Cuayucatec, con el compromiso de levantarla y trasladarla al relleno sanitario una vez que termine el conflicto; sin embargo ante  la posibilidad de una  sanción por  parte de las autoridades ambientales, “nos hemos quedado maniatados”, por que buscar un municipio con un relleno sanitario costará trasladar la basura y el pago por su ingreso.

Lamentó que   hasta ahora halla fracasado el dialogo entre las partes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.