El  gobernador electo Luis Miguel Barbosa Huerta decidió que despachará en Casa Aguayo, a la espera de lanzar una licitación para rehabilitar Palacio de Gobierno, una vez que confirmó que no vivirá en Casa Puebla, en la cual estará instalado el Instituto de Pueblos Originarios, el de la discapacidad y la juventud.

 

El viernes pasado, Barbosa reveló a través de las redes sociales que Casa Puebla fue desmantelada y se realizó una certificación notarial, pues será utilizada para el instituto y el fin de semana los jardines serán reabiertos al público.

 

“Casa  Puebla está desmantelada, ayer se hizo certificación notarial de ello. En ese lugar estarán los institutos de: pueblos originarios, de la discapacidad y de la juventud. Los fines de semana, sus jardines se abrirán para que la gente los disfrute”, compartió en sus redes sociales el militante de Morena.

 

 

Costó más de 3 millones el mantenimiento en Casa Puebla

 

El año pasado se asignó a Casa Puebla un presupuesto de tres millones 660 mil 91 pesos al mantenimiento y gastos por su uso por parte del Ejecutivo estatal, lo que representaba 305 mil pesos mensuales, esto de acuerdo con datos de la Ley de Egresos 2019.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.