El gobierno de Puebla no cederá ante los derroteros rebeldes que no hicieron las modificaciones del transporte público, por lo que se les revocará sin excepción sus concesiones, además de que respetan a quienes tienen amparos, afirmó el gobernador Miguel Barbosa

En este sentido indicó que los operativos para retiro de concesión de los transportistas rebeldes comenzarán el próximo jueves sin objeción pues acotó que había un acuerdo firmado de por medio mismo que si planean violar se atendrán a la ley.

“Los que se hayan parado si tienen una suspensión provisional la respetamos por eso tienen amparos pero están perdiendo (…) vamos a hacer operativos para detenerlos y empezar a revocar concesiones y el congreso después me aprobará lo de los piratas para retirarlos”, dijo.

Además afirmó que continuarán con el combate al pirataje y que esperará que el Congreso del Estado apruebe la ley de castigo para el tema del pirataje y se les dé hasta 6 años de prisión si operan una unidad patito de transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.