La Secundaria Dolores Ángela Castillo 19 de la alcaldía Cuajimalpa, informa a los padres de familia que sus hijos llegaron bien a la escuela a traves de un codigo QR

La secundaria tomó esta medida debido a que constantemente afuera de las instalaciones ocurrían peleas y también por la inseguridad que últimamente sea presentado.

Algunos padres se cuestionaron el cómo podrían estar seguros de que los alumnos llegaron con bien a clases y que ingresaron al plantel en lugar de irse de pinta y exponerse a ser víctimas de la delincuencia.

A pesar de que Cuajimalpa en 2019 fue la alcaldía más segura, eso no significa que se haya salvado de la delincuencia, pues durante el año pasado se reportaron 179 delitos de bajo de bajo impacto en la alcaldía, de acuerdo con los registros del portal de datos abiertos de la Ciudad de México.

Debido a la preocupación de los padres de familia de esta escuela, el director presentó una solución y fue que cada alumno portara credenciales QR, las cuales operan a través de una app para que smartphones, avisen por medio de un mensaje que cierto alumno sí ingresó a la escuela.

En cuanto el director escanea el código QR se manda de manera automática un mensaje al celular del padre del alumno en el que le dicen que ya entró a la escuela, así como la hora exacta de llegada.

La plataforma, llamada Aplicación Escolar, está disponible para dispositivos iOS y Android. Si bien cualquiera puede descargarla, pero no todos pueden ingresar.

Para poder usarla es necesario que los desarrolladores le den al padre de familia y a los encargados de la escuela un usuario y una contraseña. Una vez que ambas partes estén listas, podrán comenzar a usar el servicio.

De igual manera, cada que el director escanea una credencial, aparecerá en la pantalla de su celular el nombre del alumno para que corrobore que no se trata de un engaño, por ejemplo, que un estudiante le pida a otro que pase su credencial por él.

Esta aplicación, la cual comenzó a implementarse este ciclo escolar, tiene un costo, debido a que es de una empresa externa a la escuela. Cada padre de familia que quiera adquirir el servicio deberá pagar $120 al año.

Si bien la empresa ha tenido contacto con la Secretaría de Educación Pública (SEP) para ver la posibilidad de que se pueda implementar esta aplicación en más escuelas públicas de la capital, hasta el momento no se ha llegado a un acuerdo.

Así que por el momento, esta secundaria ubicada en Cuajimalpa es la única de toda la Ciudad de México en instalar esta medida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.