Mientras se realiza la audiencia de los tres presuntos responsables de la desaparición de Sergio Rivera Hernández, activista desaparecido desde hace más de año y medio, por emprender una lucha contra  la contrucción de una planta

hidroeléctrica en Coyolapa-Atzala   junto con el Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ), permanece bloqueada la casa de justicia.

La acción del movimiento agrario zapatistas no  ha detenido las actividades al interior de  la casa de justicia,   tal  como lo hicieron hace tres semanas cuando  demandaron  sin éxito  la destitución del juez, Mario Cortés Aldama, quien, quien lleva el caso del activista desaparecido.

La manifestación del moviento agrario,  Indígena Zapatista  durará en tanto que realiza la audiencia, que podría prolongarse hasta el jueves, pues se trata de revisar la posible culpabilidad de  Rogelio, Antonio y Victorino,  acusados de ser los responsables de la desaparición del activista, en su momento familiares de los imputados mencionaron que era una revancha del grupo del activista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.