El presidente de Perú, Martín Vizcarra, fue destituido por legisladores por “incapacidad moral permanente” y lo acusaron de recibir sobornos.

Con 105 votos a favor de la vacancia, 19 en contra y cuatro abstenciones, el Congreso -elegido en enero para reemplazar al disuelto por Vizcarra en septiembre de 2019- sacó del poder al mandatario.

Los parlamentarios acusan a Vizcarra de recibir más de 630 mil dólares en sobornos por dos obras de infraestructura licitadas cuando Vizcarra era gobernador regional entre 2011 y 2014.

La resolución parlamentaria declaró la “permanente incapacidad moral del presidente” y por tanto “la vancancia de la Presidencia de la República”.

La responsabilidad del cargo de Presidencia de la República recaerá en el presidente del Congreso, Manuel Merino, del grupo político de Acción Popular.

Vizcarra llegó al poder en 2018 en reemplazo del renunciante Pedro Pablo Kuczynski, de quien era vicepresidente. Kuczynski se convirtió en mandatario en 2016 con una bancada de 18 legisladores. Cuando Vizcarra subió al poder, la bancada oficialista dejó de apoyarlo. Con el cierre del Congreso en 2019 y el nuevo Parlamento, el presidente se quedó sin legisladores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.