Una fosa clandestina con un número indeterminado de cadáveres fue descubierta en el paraje Chupandillos de San José Miahuatlán, municipio localizado al sureste de Puebla, colindante con Oaxaca.

Personal del Ejército Mexicano y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, confirmaron que los supuestos cadáveres fueron localizados, gracias a una llamada anónima que recibió el número de emergencias 911.

Este sitio fue acordonado por elementos del Ejército Mexicano, Gendarmería Nacional, policías de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), estatales y municipales, además de peritos en criminalística.

De acuerdo con versiones extraoficiales, se sabe que la fosa tiene una profundidad de más de 50 metros.

Para llegar al lugar es necesario recorrer un camino vecinal de terracería a más de 20 minutos de la cabecera municipal de San José Miahuatlán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.