En la primera audiencia del juicio contra el capo sinaloense, Jeffrey Lichtman, uno de sus abogados, aseguró al jurado que el Cártel pagó millones para sobornar al actual Presidente de México y a su antecesor.

Lichtman acusó que los gobiernos de México y Estados Unidos confabularon con Ismael “El Mayo” Zambada para incriminar a Guzmán como líder del Cártel. Como parte del primer día de juicio contra El “Chapo” en la Corte Federal de Brooklyn, defendió que el sinaloense es un chivo expiatorio utilizado desde 1993 para cubrir al Cártel de los Arellano Félix y a Zambada.

El alegato afirma que en 1993, el Cardenal Juan Jesús Posadas fue asesinado en confabulación entre los Arellano Félix y el Gobierno mexicano porque tenía información sobre la corrupción gubernamental y  su asesinato fue usado para incriminar a El “Chapo”.

La Presidencia de México tachó de “falsas y difamatorias” las acusaciones de la defensa de Joaquín “El Chapo” Guzmán de que el presidente Enrique Peña Nieto recibió sobornos del cártel de Sinaloa y recordó que su gobierno capturó y extraditó a Estados Unidos al narcotraficante.

Eduardo Sánchez, vocero de la presidencia mexicana escribió en un twitte.

El expresidente de México Felipe Calderón (2006-2012)  también negó haber recibido fondos del cártel de Sinaloa, después de que el abogado del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán asegurara que tanto Calderón como el actual mandatario del país, recibieron millones de dólares de esta agrupación delictiva.

A través de cuenta de Twitter dijo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.