El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendó a los padres de familia que en este regreso a clases garanticen que las mochilas escolares de sus hijos sean ligeras, con correas anchas y acolchonadas. Además, deben vigilar que el peso de la maleta que carga el alumno sea menor al 15 por ciento de su peso corporal.

Ruth Padilla, especialista en medicina física y rehabilitación pediátrica, destacó que en el momento de echarla a la espalda se tienen que usar ambas correas para repartir equitativamente su peso, y recomendó que tengan cincho a la cintura cinco centímetros por encima de ésta.

Agregó que se debe ayudar a que mantengan una postura correcta al cargar, con la columna recta, y si se trata de recorridos mayores a 15 minutos es necesario auxiliar al menor para llevar sus útiles.

Padilla resaltó la importancia de que se practique algún deporte en forma regular para fortalecer los músculos de espalda, hombros, regiones dorsal y lumbar, lo que ayuda a fortalecer los músculos. Recordó que la mochila debe incluir sólo los libros y cuadernos que necesiten para trabajar durante el día, y no llevar los de todas las asignaturas.

La especialista del IMSS alertó que un peso mayor provoca que siete de cada 10 menores sufran dolores antes de los 16 años de edad, principalmente en cuello, espalda y rodillas, a causa de defectos en la postura. A largo plazo, dijo, estos problemas pueden de-sencadenar afectaciones a la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.