0 0
Tiempo de lectura: < 1 minuto
Read Time:1 Minute, 13 Second

La violenta erupción del volcán Hunga Tonga-Hunga Haʻapai fue registrada por los barómetros de todo el mundo y se pudo escuchar en Alaska.

La onda de choque provocada por la erupción fue registrada por barómetros de todo el mundo conforme avanzaba alrededor del globo. Los instrumentos instalados en Wellington, Nueva Zelanda, a 2,500 kilómetros del volcán, fueron los primeros en registrar un cambio súbito de presión atmosférica exactamente dos horas y media después de la erupción.

El Bureau de Metereología australiano estima que la onda de choque viajaba a más de 1,000 kilómetros por hora y fue detectada por al menos seis instrumentos instalados en todo su territorio. El primero ubicado en la Isla Norfolk, a casi 2,000 kilómetros de Tonga y el último en la ciudad de Perth, en el suroeste de Australia. Una vez que la onda alcanzó el extremo occidental del continente, había recorrido unos 7 mil kilómetros en poco más de seis horas.

La onda continuó su expansión y cerca de ocho horas después de la erupción, fue detectada por los barómetros ubicados en Anchorage, la ciudad más grande de Alaska.

Las ondas de choque fueron de tal magnitud, que estaciones ubicadas en el Reino Unido comenzaron a registrar al menos dos grandes eventos, una señal de que las ondas se expandieron por el planeta por ambas direcciones y convergieron en las antípodas de la erupción, en la costa de Argelia, en el Mar Mediterráneo.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.