Legisladores de la Ciudad de México eliminaron el fuero de funcionarios públicos y redujeron el número de comisiones del Congreso capitalino.

Ernestina Godoy, diputada del Movimiento Regeneración Nacional, indicó que aunque aún permanece la figura de fuero a nivel nacional, se han acotado sus facultades.

“Para delitos del fuero común no persiste esa protección que se tenía”.

La figura del fuero constitucional permitía a los legisladores evadir la justicia, aun en casos en los que eran señalados de cometer delitos graves.

El fuero se les concedió a lo funcionarios para que pudiera realizar su trabajo sin temor a represalias de los personajes políticos dominantes, pero se convirtió en una especie de licencia para que algunos se involucraran en actos al margen de la ley, sin que recibieran castigo o que fueran sancionados sólo de manera simbólica.

El Congreso de la Ciudad de México redujo de 53 a 40 las comisiones parlamentarias y de 9 a 6 los comités legislativos.

Durante la sesión, los legisladores acordaron que la presidencia de la Junta de Coordinación Política se rotará en los tres años de la Primera Legislatura.

Las fracciones con mayor representación en el Congreso de la Ciudad de México las que encabezaran la Junta de Coordinación Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.