Un juez le negó a Rosario Robles el acceso a sus cuentas bancarias y sus recursos continuarán congelados.

Rosario Robles había solicitado que se le permitiera utilizar sus cuentas e interpuso un recurso jurídico.

El juez admitió a trámite el recurso de amparo, pero rechazó concederle a Rosario Robles la protección de la justicia.

El viernes 2 de agosto, el abogado Julio Hernández Barros indicó que la investigación en contra de Rosario Robles, ex titular de Sedesol, podría tratarse de una venganza de un funcionario menor.

Aseguró que la investigación de Rosario Robles que realizan las autoridades federales no beneficia a Andrés Manuel López Obrador.

Julio Hernández Barros le dijo a la periodista Azucena Uresti, de Milenio Televisión, que un funcionario menor intentaría vengarse de Rosario Robles, porque ella es una mujer exitosa.

“Puede ser un problema de misoginia, es una mujer exitosa, en México no estamos acostumbrados a ver a las mujeres triunfar”.

El abogado no reveló el nombre del funcionario que estaría intentando vengarse de Rosario Robles, y aseguró que no es normal que no se respeten los derechos humanos de los acusados.

“Yo creo que va por ahí porque no es nada normal que ocurran esta serie de violaciones, lo que dice es todo lo contrario, que se respete los derechos de los imputados, que le permita a la otra parte presentarla antes de cualquier cosa”.

El marte 27 de agosto, la defensa de Rosario Robles denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al juez que lleva el caso de desvío de recursos conocido como la Estafa Maestra.

En su denuncia, los abogados acusaron que el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna no debió haber ordenado que encarcelaran a Rosario Robles.

“El juzgador cometió una flagrante violación al principio de justificación, mínima intervención y proporcionalidad, pues resulta evidente la desproporción entre la medida cautelar impuesta a la hoy víctima y las circunstancias del caso en concreto”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitará información del caso Rosario Robles al Estado mexicano y posteriormente decidirá si emite un dictamen sobre la queja.

“No cabe duda de que estamos en una situación urgente, se determina por la información que indica que el riesgo o la amenaza sean inminentes y puedan materializarse, requiriendo de esa manera acción preventiva o tutelar, ya que cada día que pasa es un día más que la mantienen privada de la libertad en forma ilegal”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.