Los altos costo por el servicio de grúas provocó que un grupo de taxistas protestaran pacíficamente contra las autoridades viales, Seguridad Vial del Estado y Tránsito Municipal, además ante la Fiscalía General del Estado (FGE), ya que un arrastre cuesta un mínimo de 600 pesos, aunque el recorrido sea corto.

Ante cada una de las instancias entregaron un documento donde se solicita el acuerdo con las diferentes empresas de grúas, y también las tarifas que tienen, además de la adhesión a la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

Jesús Mendoza Tierra, concesionario y chofer, señaló que es un robo lo que hacen las empresas de grúas, tan solo a uno de sus compañeros le están cobrando trece mil 500 pesos para recuperar su coche, el cual le fue robado, ese vehículo lleva un mes en el corralón de la empresa de grúas y haciendo cuentas le están cobrando cuatrocientos cincuenta pesos diarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.