El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta impulsa una reforma electoral que busca terminar con las lagunas jurídicas que han aprovechado múltiples actores políticos en Puebla para librar sanciones por la promoción de su imagen fuera de los tiempos permitidos por la ley, en la que propone prohibir la difusión de portadas de revistas o de libros, así como de anuncios de entrevistas que contenga la imagen, nombre, símbolos y siglas de cualquier aspirante a un cargo de elección popular.

La iniciativa detalla que no se podrá colocar ese tipo de publicidad en espectaculares, transporte público, pantallas electrónicas, ni en mamparas, bastidores o cualquier accesorio que se cuelgue en equipamiento urbano.

Asimismo, el proyecto establece que la propaganda tampoco podrá obstaculizar en forma alguna la visibilidad de los señalamientos que permiten a las personas transitar y orientarse dentro de los centros de población, pues de lo contrario, el Instituto Electoral del Estado (IEE) ordenará su retiro.

El mandatario local aseguró que esas correcciones al Código de Instituciones y Procesos Electorales generarán condiciones para “la igualdad en la adquisición de espacios” destinados a la propaganda electoral.

La iniciativa ingresó este día al Congreso local y, de ser aprobada por los diputados, las disposiciones aplicarían a partir del proceso comicial que iniciará en noviembre próximo para renovar las 217 presidencias municipales y las 41 diputaciones del Poder Legislativo del estado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.