Por Roberto Alonso Terán Soto.

A más de 10 metros de profundidad se precipitó un autómovil que era conducido por un ebrio conductor.

Se trata de un vehículo Nissan, Tsuru, modelo 98, color blanco, con placas de circulación del Estado de Puebla el cual terminó en un barranco. Los hechos se presentaron en la segunda sección de la colonia Paraíso de Jesús y de acuerdo a los informes por los vecinos de la calle Hierbabuena fueron ellos quienes denunciaron este accidente a las unidades de emergencia, se solicitó la presencia de una ambulancia a las 17:10 horas.

Testigos refirieron que el conductor viajaba con dirección al nororiente, cuando perdió el control del volante, inclinándose hacia su derecha hasta detener su marcha en el fondo del barranco.

“Cuando cayó vimos como salió un hombre, hasta iba dejando sus botellas de cerveza tiradas”, relató una mujer que presenció el accidente.

Con apoyo de una grúa fue como se logró retirarla unidad, misma que quedó a disposición de la Dirección de Tránsito Municipal para los procedimientos correspondientes.

Cabe señalar que de este percance vial no se reportaron lesionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.