Luis Cortes Reyes, director de Desarrollo Urbano, mencionó que el ayuntamiento debe de cumplir con los requisitos que la Ley General de Asentamientos Humanos y Ordenamiento Territorial, para frenar el crecimiento desordenado de la ciudad

 

Dicho reglamento señala que los municipios de tipo emergentes deben cumplir con la actualización que se modificó en 2016, el cual es el instrumento jurídico que permitirá controlar el crecimiento de manera ordenada en la ciudad, para regularizar colonias y controlar la ecología, construcciones, e infraestructura del municipio.

Para ello, el área de Desarrollo Urbano no solo sirve para trámites, su objetivo principal es la visualización de la ciudad a años futuros, pero ello se debe controlar con la planeación y movilidad, que fue quitado desde presidentes anteriores y se retoma nuevamente.

“Uno de los proyectos es modificaciones en el acceso principal al poniente de la ciudad, como la avenida Héroe de Nacozari, calzada Adolfo López Mateos, la Central Camionera, Central de Abasto, el rastro municipal, Tecnológico San Marcos, cruces inteligentes, entre otros”, refirió.

Cabe mencionar que la actualización se está haciendo a través de una empresa llamada “Desarrollo Metropolitano” y en 60 días dará el diagnóstico.

Después se tendrá que realizar una consulta pública, se formará un Consejo de Desarrollo Urbano, integrado por miembros del ayuntamiento, Colegio de Constructores afines al área, universidades con dichas carreras y empresarios, para que hagan las observaciones al programa.

Será entonces cuando se mandará al Congreso del Estado para legalizar la actualización del programa, quien tiene de 1 a 90 días en dar respuesta, para después escribirlo y publicarlo en el diario oficial del estado.

Luis Cortes Reyes, director de Desarrollo Urbano, mencionó que el ayuntamiento debe de cumplir con los requisitos que la Ley General de Asentamientos Humanos y Ordenamiento Territorial.

Dicho reglamento señala que los municipios de tipo emergentes deben cumplir con la actualización que se modificó en 2016, el cual es el instrumento jurídico que permitirá controlar el crecimiento de manera ordenada en la ciudad, para regularizar colonias y controlar la ecología, construcciones, e infraestructura del municipio.

Para ello, el área de Desarrollo Urbano no solo sirve para trámites, su objetivo principal es la visualización de la ciudad a años futuros, pero ello se debe controlar con la planeación y movilidad, que fue quitado desde presidentes anteriores y se retoma nuevamente.

“Uno de los proyectos es modificaciones en el acceso principal al poniente de la ciudad, como la avenida Héroe de Nacozari, calzada Adolfo López Mateos, la Central Camionera, Central de Abasto, el rastro municipal, Tecnológico San Marcos, cruces inteligentes, entre otros”, refirió.

Cabe mencionar que la actualización se está haciendo a través de una empresa llamada “Desarrollo Metropolitano” y en 60 días dará el diagnóstico.

Después se tendrá que realizar una consulta pública, se formará un Consejo de Desarrollo Urbano, integrado por miembros del ayuntamiento, Colegio de Constructores afines al área, universidades con dichas carreras y empresarios, para que hagan las observaciones al programa.

Será entonces cuando se mandará al Congreso del Estado para legalizar la actualización del programa, quien tiene de 1 a 90 días en dar respuesta, para después escribirlo y publicarlo en el diario oficial del estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.