Miguel Barbosa Huerta, precandidato a la candidatura por Morena a la gobernatura, indicó que Felipe Patjane Martínez, presidente municipal de Tehuacán, “es como mi hijo político”, pues es uno de los tantos hombres y mujeres que hizo durante la larga carrera política que ha hecho.

Indicó que con su apoyo han despuntado sus carreras políticas diputados locales, federales, y también presidentes municipales, pero aseguró que nunca les ha pedido nada, “ni un espacio, ni un apoyo económico”, a pesar de eso los diputados de la legislatura local “son mi primera línea de batalla”.

Lo anterior durante la gira que hizo por Tehuacán como parte de su campaña, afirmó que su presencia era obligada para despejar dudas y chismes respecto de la relación que tiene con Patjane Martínez, este último le organizó el evento en el Parque Jardín Guadalupe, mientras que la diputada local por Tehuacán norte, Olga Lucía Garci Crespo, le organizó otro en un salón al norte de la ciudad, uno y otro no acudieron a los eventos hechos por el contrario.

Además de pedir la confianza para que vuelva a ganar la elección y se vote a su favor, Barbosa dejó claro que él no se rajó, ni negoció, ni dio marcha atrás cuando defendió su triunfo, a diferencia de otros que una vez que ganaron se desentendieron, es de mencionar que Patjane Martínez se negó a emitir opinión durante el tiempo que duró la controversia de la que finalmente salió ganadora Martha Erika Alonso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.