0 0
Tiempo de lectura: 3 minutos
Read Time:2 Minute, 41 Second

 

El Día de Muertos en la visión indígena implica el retorno transitorio de las ánimas de los difuntos, quienes regresan a casa, al mundo de los vivos, para convivir con los familiares y para nutrirse de la esencia del alimento que se les ofrece en los altares puestos en su honor.

En esta celebración de Día de Muertos, la muerte no representa una ausencia sino a una presencia viva; la muerte es un símbolo de la vida que se materializa en el altar ofrecido. En este sentido se trata de una celebración que conlleva una gran trascendencia popular

Su origen se ubica en la armonía entre la celebración de los rituales religiosos católicos traídos por los españoles y la conmemoración del día de muertos que los indígenas realizaban desde los tiempos prehispánicos; los antiguos mexicas, mixtecas, texcocanos, zapotecas, tlaxcaltecas, totonacas y otros pueblos originarios de nuestro país, trasladaron la veneración de sus muertos al calendario cristiano, la cual coincidía con el final del ciclo agrícola del maíz, principal cultivo alimentario del país.

La celebración del Día de Muertos se lleva a cabo  desde el 28 de octubre, día que se dedica a las personas que murieron en un accidente, el 29 de octubre a los limbos, a los bebes que murieron sin ser bautizados, el 30 a los niños, 1 a  todos los santos y el 2 de noviembre a los Fieles Difuntos, es decir, a los adultos

Cada año muchas familias colocan ofrendas y altares decorados con flores de cempasúchil, papel picado, calaveritas de azúcar, pan de muerto, mole  y en Tehuacán Puebla el Mole de caderas,  tamales y otros platillos que le gustaba a los familiares así como pan de muerto con abundante canela tejocotemandarinanaranja y caña de azúcar para el alimento de los difuntos, todos  éstos representan la tierra, Un poco de agua en un recipiente para que las almas calmen su sed después de un largo viaje hacia su altar , y por que no, una cervecita y mezcal para todo mal, todo se coloca  en dos niveles que significa  la división entre el cielo y la tierra

El copal e incienso son parte fundamental de la ofrenda pues   se tiene la creencia que el humo   marcar el camino de regreso iluminado por velas  para que las   almas no se pierdan y lleguen a su destino. En la antigüedad este camino llegaba desde la casa de las familias hasta el panteón donde descansaban sus seres queridos.

En México la celebración del Día de Muertos varía de estado en estado, de municipio en municipio y de pueblo en pueblo, sin embargo en todo el país tiene un mismo principio, reunir a las familias para dar la bienvenida a sus seres queridos que vuelven del más allá..

 

Hoy como nunca antes  no concluiremos la celebración con la visita al panteón para adornar  las tumbas de  cempasúchil y terciopelo rojo,  ni se montarán altares sobre las lápidas, lo que en apocas pasadas tenía un gran significado porque se pensaba que ayudaba a conducir a las ánimas a transitar por un buen camino tras la muerte.

Hoy nos quedaremos  en casa con la ilusión de que nuestros muertos regresarán hasta el próximo noviembre.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.