Desde hace cuatro años, Cerveceros de México celebra el Día de la Cerveza el primer viernes de agosto. Es un festejo en torno a una bebida que ha sido parte de la historia, cultura y se ha convertido en una de las actividades económicas más importantes de nuestro país.

Al californiano Jesse Avshalomov se le ocurrió en 2008 una idea refrescante que pronto subió como la espuma. Pensó que ya era hora de rendir un sentido homenaje a la cerveza y llegó a la conclusión de que lo mejor era dedicarle una jornada al año. Contó su idea a tres amigos y juntos acudieron a su pub favorito de la ciudad de Santa Cruz. Allí, entre pinta y pinta, inauguraron oficialmente el primer día internacional de la cerveza.

Fue algo más que una ocurrencia para pasar un rato divertido. El grupo de amigos creó una página web en la que anunciaron que a partir de ese momento se celebraría cada mes de agosto -inicialmente fue el día 5, pero después la fecha se trasladó al primer viernes del mes- una jornada «para que los amantes de la cerveza de todo el mundo brinden por nuestros cerveceros y camareros y se regocijen con la grandeza de la cerveza».

Los padres fundadores dejaron escritos en la web tres mandamientos a modo de instrucciones para celebrar el día como Dios manda.

  • El primero, «reúnase con los amigos y disfrute del sabor de la cerveza».
  • El segundo, «rinda homenaje a los responsables de preparar y servir la cerveza».
  • El tercero, que parece escrito después de la cuarta pinta, es mucho más ambicioso. En él, los cuatro amigos expresan su propósito de «unir al mundo bajo la bandera de la cerveza, celebrando las cervezas de todas las naciones juntas en un solo día».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.